Archivo de la etiqueta: Lengua

Revisitando la libertad: los libros nos invitan a pensar

En esta actividad revisito mi actividad / ensayo sobre la libertad que hicimos en mayo, mientras leímos La Cautiva, de Estaban Echeverría.

Fue un trabajo que terminé muy apurado, ya que sentía que no sabía lo suficiente para poder dar una respuesta concisa y verdadera, y que a la misma vez sea de análisis profundo y no superficial. Creo que hoy ya tengo una idea mejor de lo que quiero decir, y debo eso en parte a el libro sobre el que estaría trabajando hoy, El Lector de Julio Verne, de Almuenda Grandes.

Este es el trabajo como quedó en mayo:

La libertad

La pregunta sobre la libertad, en mi opinión, no es no tanto qué significa, si no que es necesario para conseguirla. Algunos dirían que es la habilidad de pensar lo que uno quiere, de tener decisión sobre tu futuro, o de simplemente poder salir a la calle o mostrarse como son. Yo creo que la base fundamental de la libertad es el conocimiento. Siempre que hacemos una decisión, o pensamos en algo, o salimos a la calle, lo hacemos con una base de conocimiento previo. Por ejemplo, si hay que elegir entre dos ideologías, o religiones, primero tenemos que conocer cada una a fondo y también tener la opción de seguirla. Si conocemos todo sobre el cristianismo, y nos enseñaron todo sobre el cristianismo, y nos criamos en una familia cristiana, no somos realmente libres de elegir otras religiones, porque no tenemos conocimiento sobre ellas. Esto es aplicable a todo, por ejemplo el típico caso del problema de las dos puertas. Tenemos dos puertas que nos llevan a lugares completamente distintos, esto podría ser tanto un lugar conceptual, una idea, un país, lo que sea. Una vez que elegimos una puerta, y la pasamos, no podemos saber qué había atrás de la otra. Acá es donde surge el verdadero problema y cuestionamiento de la libertad. Por un lado, vos elegiste una puerta, pero por el otro, no fuiste libre de preferir una puerta antes que la otra, ya que no tenías conocimiento de qué había atrás de cada una. Si queremos seguir con ejemplos más concretos, podemos hablar de la religión Judía Ortodoxa. Las personas criadas en esta religión solo estudian el Torá, y no saben de otras religiones ni lo que implican, ni tampoco tienen algunos conocimientos del mundo exterior, ya que no van al colegio. Las mujeres por ejemplo, no saben que están siendo reprimidas, ya que no tienen con qui én compararse, entonces no tienen la libertad de pensar que lo son, porque no conocen otra manera. No están realmente eligiendo ser reprimidas y obligadas a cumplir con las reglas que sus “creencias” implican, simplemente las siguen porque no se la cuestionan, y la única manera de cuestionárselo, es con conocimiento. Entonces, si ellas piensan que son libres dentro de su religión, quién somos para cuestionarselo? Esto me trae dos problemaproblemas mucho más grandes todavía: 1) ¿Necesitamos libertad para ser felices? Y 2) ¿QueQué pasa si no sabemos que no somos libres? ¿Podría entonces la libertad ser subjetiva y personal, estando así condicionada por nuestra situación social o política por ejemplo?

Para analizar y reflexionar sobre esto podemos seguir en el tema de las religiones más conservadoras, como el judaísmo Ortodoxo. Puede¿Puede una mujer ser feliz dentro de esa comunidad y bajo esas creencias? Sí, definitivamente. Son¿Son estas mujeres libres? No, pero desde nuestro punto de vista. 

Entonces hasta ahora, las cosas que, (según yo), nos restringen la libertad absoluta, por así decirlo son: 

  • Como la sociedad y el resto de las personas nos juzga, ya estamos hasta cierto punto condicionados, a nadie no le importa en absoluto lo que piensan los demás, por lo tanto, siempre tenemos un poco en cuenta esto en nuestras decisiones. Si no fuera así, muchos seríamos vistos como egoístas, ya que no haríamos nada para los demás.
  • Nuestros valores, las cosas que creemos, y nuestro conocimiento, ya que las decisiones, vistas desde solamente nosotros, sin pensar en los demás, las tomamos con estas tres cosas en cuenta.
  • Las restricciones de por ejemplo, el gobierno, nuestra religión, nuestros padres, etc.

Entonces hay solo una manera de ser absolutamente libres, sin ningún tipo de restricción y conociendo a profundidad todo: ser un “Dios” por así decirlo. Pero todos sabemos que no podemos ser esto, así que cómo hacemos para ejercer nuestra libertad a su máximo potencial? Que es necesario para que podamos actuar libremente? A qué podemos reducir nuestra libertad?

Todas estas son preguntas e ideas que me surgieron durante la cuarentena, y que podemos relacionar a la historia de Brian y María, La Cautiva, que leí al mismo tiempo. La libertad como la venimos pensando se ve a través de María, y su puñal. Cuando María consigue el puñal, de repente pasa de ser esclava de sus posibilidades a actriz sobre sus acciones y decisiones. Si bien antes lo que pensaba o no pensaba no hacía diferencia en su situación, de repente puede decidir si guardarseloguardarlo o usarlo para escaparse con Brian, y así, tiene dos caminos que tomar, con destinos completamente diferentes. 

Pensando en todo lo que reflexioné anteriormente, diríamos que María no es libre, pero es en el contexto, y en el contraste con su situación pasada, que vemos lo importante que es la libertad llevada al caso extremo. La libertad de pensamiento es  crucial, la libertad negativa y positiva es crucial, pero siempre tenemos que recordar que la libertad es una píramide. Para existir la libertad de pensamiento, tiene que existir la libertad de acción, de expresión, etc. 

Y sobre la cuarentena, tenemos esto? Bueno, no del todo, pero en casos así, y  finalizando toda la reflexión, todo lo previamente pensado y escrito, concluyo que la libertad está sobrevalorada.


Antes que nada, me agrada saber que estaba acertado en mi pensamiento de que la libertad es un, o el resultado del conocimiento, y que no hay uno sin el otro.

Ahora sí, revisitando la libertad.

Primero que nada, como dije antes, el trabajo lo terminé haciendo muy apurado, y me jugó enormemente en contra. Justamente por eso me parece necesario aclarar esto, no creo que la libertad esté sobrevalorada. No sabía cómo terminar de formular la idea que tenía, y me pareció que era un cierre conciso y que superficialmente parecía de alguna manera terminar el ensayo sin tantas vueltas. Espero en esta revisión poder dejar lo que pienso realmente en claro.

Creo que hice un error en el asumir que el hecho de no saber que somos libres nos hace libres, o que la libertad no es necesaria siempre y cuando seamos felices. Entiendo que en el mundo en el que vivimos nunca podemos ser del todo libres, nunca somos libres porque siempre tenemos obligaciones, y esto es bastante obvio. Siempre tenemos que comer, tenemos que dormir, tenemos que ganar plata para comer, tenemos que trabajar para dormir cómodos, etc. Siguiendo esta rama diría que nunca somos realmente libres, pero si nos podemos estirar tanto para llegar a esa conclusión, entonces darle una respuesta o reflexión a este problema sería un trabajo mental eterno e imposible.

Ahora, volviendo a lo que decía antes sobre que el hecho de pensar que no nos hace libres. Hay una cita en el libro de Almudena Grandes que me gustó mucho, y es sobre la verdad. Nino dice “La verdad es toda la verdad y no solo la parte que nos conviene”. Esta cita me encantó y se me quedó muy marcada, ya que terminó de poner en palabras la idea que yo intentaba de formular en mayo. Fue como un catalizador de lo que pensaba a una manera menos conceptual de entenderlo. El hecho de que sea una cita sobre la verdad no quita que sea una cita igual de significante cuando pensando en la libertad. La verdad es toda la verdad y no solo la parte que nos conviene implica que somos o no libres, pero que ignorar aquello que nos limita nuestra libertad, no significa que eso esté menos presente.

Para seguir me gustaría revisar un poco mi ensayo original pero con respecto a el nuevo libro que estamos leyendo, en especial dos puntos que me parece que tienen mucho que ver.

“Entonces hasta ahora, las cosas que, (según yo), nos restringen la libertad absoluta, por así decirlo son: 

  • “Nuestros valores, las cosas que creemos, y nuestro conocimiento, ya que las decisiones, vistas desde solamente nosotros, sin pensar en los demás, las tomamos con estas tres cosas en cuenta.” Esto está enormemente relacionado con El Lector de Julio Verne. Cada personaje en El Lector de Julio Verne, tiende hacia distintas creencias y valores, ya que ninguna dos personas son iguales. De todas maneras, la divisón entre izquieda y derecha que existía en ese momento, encasilla a las personas y las enfrenta entre sí en base a los puntos mencionados. Ya nadie puede tener los valores que tienen porque tienen los valores que tienen, ni pueden creer lo que creer porque creen en lo que creen, si no que estas cosas ahora son vistas como el resultado de una ideología política, que crea el mito de aliados y enemigos, cuando realmente lo que sucede es que los aliados no existen, porque no te estás aliando a una persona, te aliás a sus valores y creencias.
  • “Las restricciones de por ejemplo, el gobierno, nuestra religión, nuestros padres, etc.” Nuevamente, podemos ver esta pseudo violación a la libertad en el libro de Grandes, y de manera muy obvia. Las personas que van en contra de la derecha, son perseguidas por el gobierno. Las personas de distintas creencias son perseguidas por otros con otras distintas creencias. Las personas de derecha son atacadas por la izquierda. También lo podemos ver dentro de cada creencia y dentro de cada partido. Una persona que se asocia a la derecha se asocia a los valores, creencias, y también a las reglas de los rojos, y por lo tanto pierden una parte de su libertad.

Quiero también tratar de ejemplificar todo lo mencionado. Me parece un muy buen ejemplo el Don Eusebio, ya que además de caer prisionero a los demás, se convierte prisionero de sí mismo. “El miedo también excluye la dignidad, la generosidad, el sentido de la justicia, y llega incluso a perjudicar la inteligencia, porque altera la percepción de la realidad y alarga las sombras de todas las cosas. Las personas cobardes tienen miedo hasta de sí mismas, y eso es lo que le pasa a don Eusebio.” En esta cita podemos entender que Don Eusebio perdió el sano juicio de sí mismo al volverse demasiado cercano a sus creencias. Vuelve a sus pensamientos tan propios de el mismo, que al encontrarse alguien que va en contra de ellos, se ve condicionado a sentirse que van en contra de él, y por lo tanto le toma miedo al conocimiento. Y esto no es ninguna pavada considerando los puntos previos. ¡El conocimiento es libertad! ¿Entonces que pasa cuando nos da miedo el conocimiento? Bueno, nos abruma la libertad, y nos causa miedo, y nos hace fáciles de moldear y controlar en sistemas y esquemas mayores a nosotros mismos, pero ya a este punto me estoy yendo por las ramas.

Para terminar me gustaría presentar la posibilidad de un argumento que contradice mis ideas nuevas, y de alguna manera justifica mis ideas viejas sobre este tema. En una de las citas que nos proporciona la profesora, vemos la discusión sobre qué realmente es la verdad, y si existe esta o es solo una ilusión (y, si la verdad es una ilusión, también lo es la libertad, y por lo tanto si estaría sobrevalorada 😳).

“Sin embargo, hasta las personas más valientes, las más justas, las más honradas, interpretan la realidad de acuerdo con sus propias ideas sobre lo que es bueno y lo que es malo, lo que desean, lo que temen, lo que creen, lo que detestan. Y al hacerlo, fabrican su propia verdad. —Porque lo bueno y lo malo no son lo mismo para todo el mundo —estaba pensando en voz alta, pero ella me dio una respuesta que no le había pedido. —Desde luego que no.”

Esta cita nos da a entender por qué es que podríamos decir que los puntos anteriores sobre la libertad son falsos, o al menos están incompletos. La verdad, es decir lo que determina la validación de nuestro conocimiento, y por lo tanto que también determina nuestra libertad real, es, en parte subjetiva. La verdad está moldeada por nuestra percepción del mundo. Pongámoslo en un ejemplo. Le preguntamos a una persona con perfecta visión de que color es una manzana roja, y nos va a responder que es roja. Después le preguntamos a una persona daltónica de que color es la misma manzana y nos puede llegar a decir que la manzana es verde, o incluso si dijera que es roja no sería el mismo rojo que vio la persona con visión normal. Esta diferenciación muestra como nuestra preconcepción de las cosas modifica lo que entendemos como verdadero. Si el caso es que realmente la verdad absoluta no existe, y que es subjetiva, y que por lo tanto el conocimiento de los hechos como son, no es visto de la misma manera por todos, tendríamos como conclusión que las maneras de medir objetivamente la libertad son casi nulas, y por lo tanto, temo que voy a terminar el ensayo de la manera que menos me esperaba y que menos me imaginaba. La libertad, en parte, sí está sobrevalorada. O no, depende a quién le preguntes 😉

Edito: (23/11)

De nuevo tuve más ideas sobre este tema así que aprovecho para darle un mejor cierre, o al menos explicar mejor lo que quise decir con que la libertad está sobrevalorada.

La razón por la que pienso, de alguna manera, esto, es la siguiente. Tomé como definición de libertad el resultado de la totalidad de nuestro conocimiento. Por conocimiento tomo todo lo que sabemos, o no, pero que existe de alguna manera en nuestro cerebro. Sea la percepción de uno mismo, los demás, el miedo al juicio externo, el juicio propio, los aprendizajes sobre distintos temas, las emociones, etc. Si lo pensamos así, nos damos cuenta rápidamente que nuestro conocimiento es limitado, ya que no sabemos todo de todo, porque si no seríamos omniscientes en definitiva. Como nuestro conocimiento es limitado, y también lo es el espacio en nuestro cerebro que lo guarda, entonces la libertad es de cierto modo imposible de alcanzar, porque para eso deberíamos saber todo. No tener todo el conocimiento también implica opciones limitadas y opciones limitadas podría ser escazes de libertad, por así decirlo. Entonces necesitamos ser omniscientes para ser libres, ¿no? Bueno, tampoco, porque en ese caso no podríamos elegir no serlo. Digo que la libertad está sobrevalorada porque si la medimos como el resultado de nuestro conocimiento entonces es prácticamente nula, o al menos escasa.

Entonces, ¿cómo somos libres? Yo creo que la manera de ejercer “libertad” (y entre comillas porque de alguna manera dije que la libertad no existe) sería a través de la crítica. La crítica de todo, pero en especial nuestro conocimiento, todo lo que creemos saber o no saber. Criticar nos permite ser los propios jueces de cuál es la verdad, nos permite juzgar nuestro conocimiento en busca de injusticas y de verdades falsas. A través de sumar conocimiento no ganamos libertad, ganamos libertad a través de la crítica del mismo, al ser libres de que nuestro conocimiento no sea el condicionante de nuestra libertad.

Ahora sí, creo que pude darle un cierre a este tema, así que espero no seguir cuestionándolo todo el tiempo. Aunque bueno, ¿eso me haría mas libre?

Poesía: Nociones generales

Que hicimos

Esta actividad consistió en que nosotros encontremos ejemplos, en canciones, poemas, o películas, por ejemplo, de algunas de los recursos más frecuentemente usados en la poesía. De esta manera, pudimos ver ejemplos más tangibles de algunos conceptos que solo a través de la explicación o definición no san tan fáciles de entender.

Estos son:

  • Comparación
  • Metáfora
  • Personificación
  • Imágenes
  • Antítesis
  • Anáfora
  • Aliteración
  • Rima
  • Repetición
  • Hipérbole
  • Apóstrofe
  • Hipérbaton
  • Sinestesia
  • Paradoja
  • Oxímoron

El trabajo

Cómo aprendí

Este trabajo creo que me ayudó a aprender sobre conceptos y recursos literarios al ayudarme a entender cuán frecuentemente los escuchamos, tanto sea en música como cualquier otra cosa. Ver temas del lenguaje en un contexto más casual me ayuda a familiarizarme con los conceptos más cómoda y rápidamente. Además, poder ver lo que iban escribiendo mis amigos a la misma vez, me ayudó a entender algunos temas que al principio me costaban un poco más.

Cómo puedo mejorar

A partir de esta actividad me doy cuenta que a veces me complico mucho para buscar ejemplos o explicaciones de conceptos, temas, o en este caso, recursos literarios, que realmente en realidad son bastante simples y de uso cotidiano. Para esto me sirve mucho el trabajo en equipo. No soy el mayor fan de trabajar en equipo, pero en trabajos así, es que entiendo cómo me ayuda. Sin ver lo que estaban poniendo mis compañeros nunca se me hubiese ocurrido busar recursos literarios en canciones de Rihanna, y me hubiese frustrado mucho al sobrecomplicarme.

Libertad y honor.

Ensayo

La razón por la que elegí esta actividad como mi preferida de la materia de Lengua hasta ahora en lo que va del año, es porque sentí que tenía la libertad de escribir lo que me pase por la cabeza, en vez de seguir unas instrucciones fijas. Fue más un trabajo de reflexión con fin de proyecto de lengua en vez de un proyecto de lengua con fin de reflexión. Si bien no terminé de estar del todo contento con algunas de las cosas que escribí en este ensayo, eso es una básica consecuencia de escribir lo que se te pase por la cabeza sin un juicio previo o posterior, es decir, con libertad.

Que hicimos

Este proyecto / ensayo lo basamos en nuestra lectura de La Cautiva y los temas sobre los que trabaja. Teníamos que escribir 2 ensayos de largo no especificado dos cosas que hayamos anotado, con respecto a los temas, durante la lectura del libro, y después relacionarlos o compararlos con algún momento del texto, por ejemplo.

Yo elegí la libertad y el honor. Me parecen temas muy, muy, amplios y de los que mucho se puede decir y pensar, por eso me pareció que era una buena elección para una escritura y manera de pensar mas creativa y libre. Tardé bastante en escribirlo. Me pasé un poco de la fecha de entrega, pero es que no podía terminar de darle un cierre a las ideas y finalizar el texto mantentiendo el sentido. Finalmente un día me senté a terminar de escribir todo, lo revisé, corregí, saqué algunas cosas medio controversiales, y lo entregué.

El trabajo

La libertad

La pregunta sobre la libertad, en mi opinión, no es no tanto qué significa, si no que es necesario para conseguirla. Algunos dirían que es la habilidad de pensar lo que uno quiere, de tener decisión sobre tu futuro, o de simplemente poder salir a la calle o mostrarse como son. Yo creo que la base fundamental de la libertad es el conocimiento. Siempre que hacemos una decisión, o pensamos en algo, o salimos a la calle, lo hacemos con una base de conocimiento previo. Por ejemplo, si hay que elegir entre dos ideologías, o religiones, primero tenemos que conocer cada una a fondo y también tener la opción de seguirla. Si conocemos todo sobre el cristianismo, y nos enseñaron todo sobre el cristianismo, y nos criamos en una familia cristiana, no somos realmente libres de elegir otras religiones, porque no tenemos conocimiento sobre ellas. Esto es aplicable a todo, por ejemplo el típico caso del problema de las dos puertas. Tenemos dos puertas que nos llevan a lugares completamente distintos, esto podría ser tanto un lugar conceptual, una idea, un país, lo que sea. Una vez que elegimos una puerta, y la pasamos, no podemos saber qué había atrás de la otra. Acá es donde surge el verdadero problema y cuestionamiento de la libertad. Por un lado, vos elegiste una puerta, pero por el otro, no fuiste libre de preferir una puerta antes que la otra, ya que no tenías conocimiento de qué había atrás de cada una. Si queremos seguir con ejemplos más concretos, podemos hablar de la religión Judía Ortodoxa. Las personas criadas en esta religión solo estudian el Torá, y no saben de otras religiones ni lo que implican, ni tampoco tienen algunos conocimientos del mundo exterior, ya que no van al colegio. Las mujeres por ejemplo, no saben que están siendo reprimidas, ya que no tienen con quién compararse, entonces no tienen la libertad de pensar que lo son, porque no conocen otra manera. No están realmente eligiendo ser reprimidas y obligadas a cumplir con las reglas que sus “creencias” implican, simplemente las siguen porque no se la cuestionan, y la única manera de cuestionárselo, es con conocimiento. Entonces, si ellas piensan que son libres dentro de su religión, quién somos para cuestionarselo? Esto me trae dos problemas mucho más grandes todavía: 1) ¿Necesitamos libertad para ser felices? Y 2) ¿Qué pasa si no sabemos que no somos libres? ¿Podría entonces la libertad ser subjetiva y personal, estando así condicionada por nuestra situación social o política por ejemplo?

Para analizar y reflexionar sobre esto podemos seguir en el tema de las religiones más conservadoras, como el judaísmo Ortodoxo. ¿Puede una mujer ser feliz dentro de esa comunidad y bajo esas creencias? Sí, definitivamente. ¿Son estas mujeres libres? No, pero desde nuestro punto de vista. 

Entonces hasta ahora, las cosas que, (según yo), nos restringen la libertad absoluta, por así decirlo son: 

  • Como la sociedad y el resto de las personas nos juzga, ya estamos hasta cierto punto condicionados, a nadie no le importa en absoluto lo que piensan los demás, por lo tanto, siempre tenemos un poco en cuenta esto en nuestras decisiones. Si no fuera así, muchos seríamos vistos como egoístas, ya que no haríamos nada para los demás.
  • Nuestros valores, las cosas que creemos, y nuestro conocimiento, ya que las decisiones, vistas desde solamente nosotros, sin pensar en los demás, las tomamos con estas tres cosas en cuenta.
  • Las restricciones de por ejemplo, el gobierno, nuestra religión, nuestros padres, etc.

Entonces hay solo una manera de ser absolutamente libres, sin ningún tipo de restricción y conociendo a profundidad todo: ser un “Dios” por así decirlo. Pero todos sabemos que no podemos ser esto, así que cómo hacemos para ejercer nuestra libertad a su máximo potencial? Que es necesario para que podamos actuar libremente? A qué podemos reducir nuestra libertad?

Todas estas son preguntas e ideas que me surgieron durante la cuarentena, y que podemos relacionar a la historia de Brian y María, La Cautiva, que leí al mismo tiempo. La libertad como la venimos pensando se ve a través de María, y su puñal. Cuando María consigue el puñal, de repente pasa de ser esclava de sus posibilidades a actriz sobre sus acciones y decisiones. Si bien antes lo que pensaba o no pensaba no hacía diferencia en su situación, de repente puede decidir si guardarlo o usarlo para escaparse con Brian, y así, tiene dos caminos que tomar, con destinos completamente diferentes. 

Pensando en todo lo que reflexioné anteriormente, diríamos que María no es libre, pero es en el contexto, y en el contraste con su situación pasada, que vemos lo importante que es la libertad llevada al caso extremo. La libertad de pensamiento es  crucial, la libertad negativa y positiva es crucial, pero siempre tenemos que recordar que la libertad es una píramide. Para existir la libertad de pensamiento, tiene que existir la libertad de acción, de expresión, etc. 

Y sobre la cuarentena, tenemos esto? Bueno, no del todo, pero en casos así, y  finalizando toda la reflexión, todo lo previamente pensado y escrito, concluyo que la libertad está sobrevalorada.

El honor 

Yo creo que el honor está asociado a lo que está bien y lo que está mal. Las acciones que honran son las que demuestran que tenemos una moral fija y unos valores correctos, hacemos las cosas porque sabemos que es lo debido. Está grandemente asociado con la dignidad. Para mí una persona digna es una persona que a pesar de sus condiciones siempre hizo lo moralmente correcto a pensar de la consecuencia, sin importar a donde lo lleve. Una persona digna y honrada, para mi, es aquella que está dispuesta a llegar tan lejos como para entregar su vida a cambio de una causa de un objetivo o a base de una creencia o fundamento moral.

El honor, por esto, está muy grandemente asociado, también, con la figura del héroe o heroína. Siempre vemos a estas figuras como gente que quiere hacer el bien y puede arriesgar todo para luchar el mal. De esta manera, llegamos al poema que analizamos, la cautiva, donde tenemos a María, que en mi opinion cumple la función de heroína. 

María arriesgó su vida y la de Brian, para lograr escaparse de los indios. Sabía que esta prisión, por así decirlo, estaba mal, y arriesgó su vida peleando para escapar. De todas maneras, creo que la escena de la Cautiva en la que el honor está más que presente, es en la muerte de Brian y María. Maria sabía que Brian estaba muriendo, y sabía que quedarse podía costar su vida también. Pero ella creía en una cosa muy importante que hizo una enorme diferencia en cómo se desarrollaron los eventos. Se quedó al lado de Brian, porque creía en el amor más que en nada, y le pareció que lo correcto era no abandonar a Brian ni en la muerte, y así, se quedó con el, y murieron los dos.

María murió honrada y digna, hizo todo lo posible para salvarse a ella y a Brian, pero cuando el momento llegó de tener que abandonarlo para salvarse a sí misma, se quedó junto a él, y murió con dignidad.

Cómo aprendí

Personalmente, creo que este método de estudio, enseñanza, y práctica, es el que mas me sirve a mí. Sé al menos que es lo que más me acuerdo en general. Si me preguntan que aprendí en estos últimos años, lo mas probable es que te diga que la mayoría de lo que aprendí fue a través de conversaciones, discusiones, y reflexiones, no trabajos metódicos. Creo que la manera de la que mejor aprendo es a través de relacionar ideas y hechos con distintas ideologías y reflexiones. De todas maneras, es verdad que si bien son mis preferidos, los que más disfruto, y en los que más aprendo, también son muy difíciles. En especial porque creo que pasar ideas de la cabeza al papel con un orden y con coherencia, es mucho más difícil que solo pensarlo.

Reflexión sobre la libertad y el honor

La libertad

La pregunta sobre la libertad, en mi opinión, no es no tanto qué significa, si no que es necesario para conseguirla. Algunos dirían que es la habilidad de pensar lo que uno quiere, de tener decisión sobre tu futuro, o de simplemente poder salir a la calle o mostrarse como son. Yo creo que la base fundamental de la libertad es el conocimiento. Siempre que hacemos una decisión, o pensamos en algo, o salimos a la calle, lo hacemos con una base de conocimiento previo. Por ejemplo, si hay que elegir entre dos ideologías, o religiones, primero tenemos que conocer cada una a fondo y también tener la opción de seguirla. Si conocemos todo sobre el cristianismo, y nos enseñaron todo sobre el cristianismo, y nos criamos en una familia cristiana, no somos realmente libres de elegir otras religiones, porque no tenemos conocimiento sobre ellas. Esto es aplicable a todo, por ejemplo el típico caso del problema de las dos puertas. Tenemos dos puertas que nos llevan a lugares completamente distintos, esto podría ser tanto un lugar conceptual, una idea, un país, lo que sea. Una vez que elegimos una puerta, y la pasamos, no podemos saber qué había atrás de la otra. Acá es donde surge el verdadero problema y cuestionamiento de la libertad. Por un lado, vos elegiste una puerta, pero por el otro, no fuiste libre de preferir una puerta antes que la otra, ya que no tenías conocimiento de qué había atrás de cada una. Si queremos seguir con ejemplos más concretos, podemos hablar de la religión Judía Ortodoxa. Las personas criadas en esta religión solo estudian el Torá, y no saben de otras religiones ni lo que implican, ni tampoco tienen algunos conocimientos del mundo exterior, ya que no van al colegio. Las mujeres por ejemplo, no saben que están siendo reprimidas, entonces no tienen la libertad de pensar que lo son, porque no conocen otra manera. No están realmente eligiendo ser reprimidas y obligadas a cumplir con las reglas que sus “creencias” implican, simplemente las siguen porque no se la cuestionan, y la única manera de cuestionárselo, es con conocimiento. Entonces, si ellas piensan que son libres dentro de su religión, quién somos para cuestionarselo? Esto me trae dos problema mucho más grandes todavía: 1) ¿Necesitamos libertad para ser felices? Y 2) ¿Que pasa si no sabemos que no somos libres? ¿Podría entonces la libertad ser subjetiva y personal, estando así condicionada por nuestra situación social o política por ejemplo?

Para analizar y reflexionar sobre esto podemos seguir en el tema de las religiones más conservadoras, como el judaísmo Ortodoxo. Puede una mujer ser feliz dentro de esa comunidad y bajo esas creencias? Sí, definitivamente. Son estas mujeres libres? No, pero desde nuestro punto de vista. 

Entonces hasta ahora, las cosas que, (según yo), nos restringen la libertad absoluta, por así decirlo son: 

  • Como la sociedad y el resto de las personas nos juzga, ya estamos hasta cierto punto condicionados, a nadie no le importa en absoluto lo que piensan los demás, por lo tanto, siempre tenemos un poco en cuenta esto en nuestras decisiones. Si no fuera así, muchos seríamos vistos como egoístas, ya que no haríamos nada para los demás.
  • Nuestros valores, las cosas que creemos, y nuestro conocimiento, ya que las decisiones, vistas desde solamente nosotros, sin pensar en los demás, las tomamos con estas tres cosas en cuenta.
  • Las restricciones de por ejemplo, el gobierno, nuestra religión, nuestros padres, etc.

Entonces hay solo una manera de ser absolutamente libres, sin ningún tipo de restricción y conociendo a profundidad todo: ser un “Dios” por así decirlo. Pero todos sabemos que no podemos ser esto, así que cómo hacemos para ejercer nuestra libertad a su máximo potencial? Que es necesario para que podamos actuar libremente? A qué podemos reducir nuestra libertad?

Todas estas son preguntas e ideas que me surgieron durante la cuarentena, y que podemos relacionar a la historia de Brian y María, La Cautiva, que leí al mismo tiempo. La libertad como la venimos pensando se ve a través de María, y su puñal. Cuando María consigue el puñal, de repente pasa de ser esclava de sus posibilidades a actriz sobre sus acciones y decisiones. Si bien antes lo que pensaba o no pensaba no hacía diferencia en su situación, de repente puede decidir si guardarselo o usarlo para escaparse con Brian, y así, tiene dos caminos que tomar, con destinos completamente diferentes. 

Pensando en todo lo que reflexioné anteriormente, diríamos que María no es libre, pero es en el contexto, y en el contraste con su situación pasada, que vemos lo importante que es la libertad llevada al caso extremo. La libertad de pensamiento es  crucial, la libertad negativa y positiva es crucial, pero siempre tenemos que recordar que la libertad es una píramide. Para existir la libertad de pensamiento, tiene que existir la libertad de acción, de expresión, etc. 

Y sobre la cuarentena, tenemos esto? Bueno, no del todo, pero en casos así, y  finalizando toda la reflexión, todo lo previamente pensado y escrito, concluyo que la libertad está sobrevalorada.

El honor 

Yo creo que el honor está asociado a lo que está bien y lo que está mal. Las acciones que honran son las que demuestran que tenemos una moral fija y unos valores correctos, hacemos las cosas porque sabemos que es lo debido. Está grandemente asociado con la dignidad. Para mí una persona digna es una persona que a pesar de sus condiciones siempre hizo lo moralmente correcto a pensar de la consecuencia, sin importar a donde lo lleve. Una persona digna y honrada, para mi, es aquella que está dispuesta a llegar tan lejos como para entregar su vida a cambio de una causa de un objetivo o a base de una creencia o fundamento moral.

El honor, por esto, está muy grandemente asociado, también, con la figura del héroe o heroína. Siempre vemos a estas figuras como gente que quiere hacer el bien y puede arriesgar todo para luchar el mal. De esta manera, llegamos al poema que analizamos, la cautiva, donde tenemos a María, que en mi opinion cumple la función de heroína. 

María arriesgó su vida y la de Brian, para lograr escaparse de los indios. Sabía que esta prisión, por así decirlo, estaba mal, y arriesgó su vida peleando para escapar. De todas maneras, creo que la escena de la Cautiva en la que el honor está más que presente, es en la muerte de Brian y María. Maria sabía que Brian estaba muriendo, y sabía que quedarse podía costar su vida también. Pero ella creía en una cosa muy importante que hizo una enorme diferencia en cómo se desarrollaron los eventos. Se quedó al lado de Brian, porque creía en el amor más que en nada, y le pareció que lo correcto era no abandonar a Brian ni en la muerte, y así, se quedó con el, y murieron los dos.

María murió honrada y digna, hizo todo lo posible para salvarse a ella y a Brian, pero cuando el momento llegó de tener que abandonarlo para salvarse a sí misma, se quedó junto a él, y murió con dignidad.

Lengua 25/3

Video

Video sobre el Indio

Poema

Nos tratan de alejar

Y les funciona muy bien

Si pudieran al menos mirar

Lo que tenemos que padecer

No se que compara a que ese tenga que perder a su mujer

Cuando a todos nosotros nos quieren desaparecr

Nos miran con desprecio

Y acechamos a los necios

Tenemos otros principios

Y ellos distintos valores

Pero reprimirnos

No es de las soluciones las mejores

Poema colectivo

En lengua, hicimos una actividad en la que en 9 papelitos, teníamos que escribir versos sueltos que pudiesen pertenecer a un poema. 3 sobre volver en el tiempo, 3 sobre el amanecer, y 3 sobre el viento llevándose cosas. Después las mezclamos y agarramos 9 al azar, y a partir de eso hicimos un poema.

El viento puede llevarse tu sonrisa,

Si el viento se lo lleva, el viento se lo queda

El viento se lleva la esperanza, y se desvanece en el cielo, desapareciendo entre los árboles

Mientras amanece pienso en porque no pude dormir

Pienso en cómo pude ayudar a un amigo

Y si pudiese volver en el tiempo

Volvería a los años 70

A cuando no me tenía que preocupar de nada,

Por que no existía

Pero si volviera a mi niñez

No haría nada

Ya veo que algo cambia

Y me mata una bala

Pero el pasado ya es pisado

Y mi huella sigue en el barro

Escritura creativa

Ruleta Rusa:  En esta actividad de escritura creativa teníamos que escribir a medida que la profesora nos decía frases al azar (de ahí el nombre) y teníamos que incluirlas en nuestro texto acorde a cuando aprecían. Esta actividad fue mi preferida porque mientras la hacíamos me volaban ideas de todos lados y terminé escribiendo un montón sin darme cuenta.

Sencaciones: En esta actividadteníamos que desribir la primera vez que hacíamos algo, y como nos hizo sentir esto. Yo elegí la primera vez que escuché esta canción en mi cuarto a oscuras. Esta también me encantó por que en la clase y ese día en general había una especie de aura de relajación y calma, y la luz de la clase parecía mas cálida de lo normal, lo que ayudó un montón a la experiencia y el ambiente de la actividad.

4 papeles: En esta actividad teníamos que escribir primero en 4 papeles un juguete que perdimos, un lugar que creemos que es nuestro lugar en el mundo, una persona, y un conflicto respectivamente. Después nos repartíamos uno de cada papel al azar entre la clase y escribíamos un texto incluyendo todo lo que nos tocó. Esta actividad me resultó complicada y por ende mas entretenida porque realmente no tenía idea de que escribir, lo que resultó en un texto raro y confuso, pero divertido. Es este:

Cuando era chico solía ir mucho a lagartos. Tenía un amigo que me invitaba mucho, Joan. Solíamos ir con Joaco Salduna, Santi Blanco y algunos más. No hablo ya mucho con ellos, excepto Joaco, pero nunca me voy a olvidar lo bien que la pasábamos. También iba por Juanchi Uva. No sabía muy bien quién era pero nuestros papás se llevaban muy bien. La mayoría de las veces no quería ir, pero iba, y como en ese momento jugaba mejor al fútbol que él (cómo cambiaron las cosas) la pasaba bien. Por las circunstancias de la vida terminó en el mismo colegio que yo, y ahora siendo de mis mejores amigos no para de hablar de su novia. Que Lu esto que Lu lo otro. Pero que se le va a hacer. La verdad no sé muy bien cómo conectar esta otra cosa o que tiene que ver pero también de chico tenía un bebé de trapo con cabeza de plástico. Jugaba mucho con él, hasta que me lo rompió Benjamin. No sé por qué lo hizo, porque esto no es real, pero causó una estruendosa pelea familiar. Estaba harto, siempre me molestaba, pero así son los hermanos (si es que es mi hermano, supongo que sí porque rompió mi bebé). Igual ese bebé lo quería sin razón alguna. La verdad un muñeco de trapo con cabeza de plástico suena a que me daría miedo, pero cada uno a la suyo. Como no se como terminar les quiero agradecer a todos los presentes por escucharme o si lo estás leyendo en un documento leerme hablar de cosas sin sentido que no tienen punto, o si.

 

  • Descripción

 

Cuando era chico solía ir mucho a lagartos. Había árboles altos y muy verdes, muy variados y de múltiples colores. El cemento quemaba. Las cosas eran todas parecidas pero cada una tenía su propio carácter. Los caminos eraqn finos y doblaban mucho, como un laberinto. El lago que se encontraba ahí seguía reflejaba perfectamente la luz del sol y el brillo de la luna, pero en sus afueras seguía siendo todo plenamente oscuro.

Tenía un amigo que me invitaba mucho, Joan. Solíamos ir con Joaco Salduna, Santi Blanco y algunos más. No hablo ya mucho con ellos, excepto Joaco, pero nunca me voy a olvidar lo bien que la pasábamos. También iba por Juanchi Uva. No sabía muy bien quién era pero nuestros papás se llevaban muy bien. La mayoría de las veces no quería ir, pero iba, y como en ese momento jugaba mejor al fútbol que él (cómo cambiaron las cosas) la pasaba bien. Por las circunstancias de la vida terminó en el mismo colegio que yo, y ahora siendo de mis mejores amigos no para de hablar de su novia. Que Lu esto que Lu lo otro. Pero que se le va a hacer. La verdad no sé muy bien cómo conectar esta otra cosa o que tiene que ver pero también de chico tenía un bebé de trapo con cabeza de plástico. Jugaba mucho con él, hasta que me lo rompió Benjamin. No sé por qué lo hizo, porque esto no es real, pero causó una estruendosa pelea familiar. Estaba harto, siempre me molestaba, pero así son los hermanos (si es que es mi hermano, supongo que sí porque rompió mi bebé). Igual ese bebé lo quería sin razón alguna. La verdad un muñeco de trapo con cabeza de plástico suena a que me daría miedo, pero cada uno a la suyo. Como no se como terminar les quiero agradecer a todos los presentes por escucharme o si lo estás leyendo en un documento leerme hablar de cosas sin sentido que no tienen punto, o si.

 

  • Descripción del pasado

 

Cuando era chico solía ir mucho a lagartos. Había árboles altos y muy verdes, muy variados y de múltiples colores. El cemento quemaba. Las casas eran todas parecidas pero cada una tenía su propio carácter. Los caminos eran finos y doblaban mucho, como un laberinto. El lago que se encontraba ahí reflejaba perfectamente la luz del sol y el brillo de la luna, pero en sus afueras seguía siendo todo plenamente oscuro.

Tenía un amigo que me invitaba mucho, Joan. Solíamos ir con Joaco Salduna, Santi Blanco y algunos más. La pasábamos genial. Joan tenía un trampolín en el que nos pasábamos horas tratando de hacer la mortal para atrás. Igual no era lo más divertido. Lo mejor era el fútbol. Eran partidos de 3 contra 3 y de todas maneras eran increíblemente competitivos. El que perdía perdía no solo el partido. Perdíamos algo más,  porque por alguna razón se sentía como una pérdida terrible. No hablo ya mucho con ellos, excepto Joaco, pero nunca me voy a olvidar lo bien que la pasábamos. También iba por Juanchi Uva. No sabía muy bien quién era pero nuestros papás se llevaban muy bien. La mayoría de las veces no quería ir, pero iba, y como en ese momento jugaba mejor al fútbol que él (cómo cambiaron las cosas) la pasaba bien. Por las circunstancias de la vida terminó en el mismo colegio que yo, y ahora siendo de mis mejores amigos no para de hablar de su novia. Que Lu esto que Lu lo otro. Pero que se le va a hacer. La verdad no sé muy bien cómo conectar esta otra cosa o que tiene que ver pero también de chico tenía un bebé de trapo con cabeza de plástico. Jugaba mucho con él, hasta que me lo rompió Benjamin. No sé por qué lo hizo, porque esto no es real, pero causó una estruendosa pelea familiar. Estaba harto, siempre me molestaba, pero así son los hermanos (si es que es mi hermano, supongo que sí porque rompió mi bebé). Igual ese bebé lo quería sin razón alguna. La verdad un muñeco de trapo con cabeza de plástico suena a que me daría miedo, pero cada uno a la suyo. Como no se como terminar les quiero agradecer a todos los presentes por escucharme o si lo estás leyendo en un documento leerme hablar de cosas sin sentido que no tienen punto, o si.

Carta: En esta actividad teníamos que escribir una carta basada en la novela que leímos este trimestre; El príncipe de la niebla. Esta tenía que estar dirigida de Max, el protagonista, a sus amigos, contándoles sobre su nueva vivienda. Esta actividad no me gustó mucho porque no escribía desde mi punto de vista o uno que yo creaba, si no que sobre una historia que ya existía.

Mock:  En este mock podíamos elegir entre dos escrituras distintas. En una teníamos que hacer una narración, y en la otra una descripción de la clase, vista desde el fondo del aula por un alumno muy aburrido. Esta actividad me divirtió porque estuve muchas veces en esa situación y me sentí identificado.

Kray: Esta actividad también era una carta pero en vez de Max de Victor Kray, hacia Eva Gray, contándole sobre lo que pasó con su hijo y Caín. Sobre esta actividad pienso lo mismo que con la carta.

Carta de Lengua

Crímenes imperceptibles, capítulo 6

  1.  Leer individualmente el capítulo 6
  2. Escribir una carta como si fueras el narrador, destinada a tus padres en la que cuentes lo sucedido en el capítulo
  3. Subir al Blog

Carta

3/7/2017

Oxford, Inglaterra

Queridos Padres,

                             como ya les conté en la última parte de mi carta anterior, Mrs. Eagleton, la señora dueña de la casa en la que me hospedo, fue asesinada mientras dormida en su propia casa. La policía y la mayoría de la gente sospecha de Beth, la nieta, de la cual me hize íntimo amigo.

                                El dia de hoy fue muy movido, y el mundo parece incómodamente igual que antes. Me desperté un poco tarde, a las 10 exactamente. Me dirigí a la tienda de diarios y pase por una dona, para después llegar al trabajo. Me dí cuente que ahora hasta el reportero sospechaba de Beth, pero me niego a creer lo mismo.

                                 Después de una mañana pesada leyendo papers que me dió la directora, me fuí a almorzar a la cafetería, donde me encontré con Emily Bronson, con quien me quedé conversando sobre el caso.

                                  Luego de esto, fuí directamente a las canchas de tenis, como usualmente hago, y note que faltaba gente. Logre reconocer a Lonra jugando contra el fronton. Me acerqué y después de conversar del tema del día, nos pusimos a jugar. Su golpes era fuertes y seguros, y luego de un gran peloteo, se desplomó exhaustada. Me le acerque para preguntarle como estaba, pero las cosas surgieron de otra manera. La besé, y las cosas se pusieron un poco mas íntimas, lo que llevo a que fuéramos en su auto hacia su casa. Ella me dijo que iba al baño, lo que me dio tiempo de contemplar su casa. Ví muchos libros policiales y algo muy raro, el libro de Seldom, Series Logicas, boca arriba sobre una mesa, violentamente subrayado. Lo único que me interrumpió de seguir investigando, fue su cuerpo desnudo. Me apena admitir que sospecho de ella…

                                                                              

                                                                                     Guillermo